El Caminante Nazareno

El Caminante Nazareno

jueves, abril 29, 2010

Uso y costumbres de las tierras biblicas

 INDICE 
Capítulo  3: Casas de Más de Una Pieza
Capítulo  4: Alimentos y Modo de Prepararlos
Capítulo  5: Costumbres a la Hora de las Comidas
Capítulo  6: Cenas y Banquetes Especiales
Capítulo  7: Disposición Oriental para Agasajar un Huésped
Capítulo  8: Programa Diario de Actividades
Capítulo  9: Vestidos y Ornamentos 
Capítulo 10: Posición de los Padres en el Hogar 
Capítulo 11: Nacimiento y Cuidado de los Niños
Capítulo 12: Educación de la Juventud 
Capítulo 13: La Religión en el Hogar 
Capítulo 14: Costumbres Matrimoniales 
Capítulo 15: Algunos Eventos Especiales de las Festividades Matrimoniales
Capítulo 16: Enfermedades en las Tierras Bíblicas 
Capítulo 17: La Muerte en las Tierras Orientales 
Capítulo 18: Vida Pastoril; el Cuidado de las Ovejas y las Cabras 
Capítulo 19: Cultivo y Cosecha del Grano 
Capítulo 20: Cuidado de las Viñas
Capítulo 21: Cultivo del Olivo y de la Higuera 
Capítulo 22: Oficios y Profesiones
Capítulo 23: Música Vocal e Instrumental 
Capítulo 24: La Ciudad o Pueblo Oriental 
Capítulo 25: Costumbres Acerca de la Propiedad 
Capítulo 26: Animales Domésticos 
Capítulo 27: Viajando por Tierra y Mar 
Capítulo 28: Acopio de Agua en Palestina 
Capítulo 29: Asaltos y Venganza de Muerte 
Capítulo 30: La Esclavitud en Tiempos Bíblicos 
Capítulo 31: Atletismo Griego y Espectáculos Romanos

Introducción
La Biblia fue escrita por orientales. Es fácil que los occidenta­les pasen por alto el hecho de que las Escrituras tuvieron su origen en el Oriente, y que cada uno de los escritores era en realidad orien­tal. En vista de esto, se puede afirmar que la Biblia es un libro oriental, en un sentido verdadero. A pesar de esto, muchos leerán las Escrituras con el prejuicio de sus propios usos y costumbres occiden­tales, en lugar de interpretarlas desde el punto de vista oriental.
Es necesario conocer los usos y costumbres orientales para en­tender la Biblia. Muchos pasajes de las Escrituras difíciles de enten­der para el occidental, se explicarán fácilmente mediante el conoci­miento de las costumbres y los modos de las tierras bíblicas. Por otro lado, el ignorar este tema será privarse (leí dominio completo de la Biblia, en sus dos Testamentos.
El estudio de los modales y costumbres de los árabes de las tie­rras bíblicas es de gran valor. Por muchos años los árabes eran los custodios de Palestina. En el siglo siete, un ejército de árabes se sepa­ró de Arabia e invadió el Oriente Cercano. Llevaron consigo los hábitos de una vida heredada de generaciones sin contar, antes de ellos. Ya que han vivido en estas tierras hasta la fecha, han venido a ser los conservadores de los modales y costumbres de los tiempos bíblicos.
     A través de los siglos, las costumbres árabes han seguido casi sin cambiar. Hay tres clases de árabes en estas tierras. Primero está el nómada o árabe beduino, que es pastor y vive en tiendas. Segundo está el peón o árabe fellahin (labriego), que es agricultor, y común­mente vive en una casa campesina de un solo cuarto. Tercero está el citadino o árabe belladin, que regularmente tiene sus negocios establecidos en las ciudades. El árabe belladin ha estado en contacto con la civilización occidental más que las otras clases, y por tanto su vida ha sufrido un mayor grado de modificación. Por otro lado, el árabe labriego ha cambiado sus costumbres sólo un poco, y el nómada casi nada. A través de los siglos, los árabes lo han considerado moral­mente malo cambiar sus costumbres antiguas. Por esta razón los usos v costumbres de los árabes dr las tierras bíblicas son muy parecidos a los de los judíos de tiempos bíblicos. Hay algunas excepciones a esta regla, y la mayor parte tiene que ver con las observancias religiosas.
Fuentes de información acerca de los usos y costumbres de los árabes de las tierras bíblicas. Por la información sobre los hábitos de vida de los árabes del Oriente Cercano, estamos en deuda con los nativos de aquellas tierras, y con los residentes de largo tiempo, misio­neros, eruditos y viajeros.
¿ Y qué acerca de las costumbres de los judíos que han vuelto a la nueva nación de Israel? Las costumbres de los judíos que ahora están volviendo de varias partes del mundo a la tierra de sus padres, no serán de gran valor para este estudio, porque son principalmente las de las tierras de donde proceden, lo que significa mayormente costumbres occidentales. Puede haber unos pocos de los israelíes re­cién llegados y algunos de los que han vivido largo tiempo en la tierra, que conservan los hábitos de antaño; pero los que así los conser­van, forman una minoría muy pequeña.
Otra fuente de información sobre los usos y costumbres de tiem­pos bíblicos. Los historiadores que han escrito sobre el tiempo de Cristo o de los apóstoles con frecuencia han proporcionado informa­ción sobre la manera de vivir en aquellos días, y también de días más anteriores. Además, los descubrimientos de los arqueólogos han sido una fuente valiosa de conocimientos sobre el terna. Las cosas descubiertas por la pala, tales como la cerámica, varios artículos de mueblería, restos de casas viejas, inscripciones, y cosas semejantes, frecuentemente revelan los secretos de cómo vivían y se portaban los antiguos. Civilizaciones antiguas, perdidas para el resto del mundo por muchos siglos, se han revelado a los hombres mediante el trabajo de los excavadores en las tierras bíblicas.
El Autor.
   Fred H. Wight                        
 photo subscribediciembre2012.gif